Creando cambios. Educar para prevenir la trata de personas.

1Una de nuestras líneas de trabajo implica la capacitación y divulgación sobre el delito de trata de personas. En ese sentido, hemos estado trabajando en la producción de materiales propios porque consideramos que hay que educar para prevenir.

Luego de varios meses de laburo colectivo logramos editar nuestro primer manual. Creando cambios es una herramienta que nos permitirá seguir concientizando en las escuelas y en otros ámbitos educativos. Es un material de fácil lectura, simple y claro que aborda diferentes perspectivas sobre este delito, haciendo especial énfasis en la modalidad que tiene como fin la explotación sexual de sus víctimas. En el manual se retoman diferentes aspectos de la reflexión y la producción teórica y normativa sobre la trata de personas, aspectos que suelen presentarse por separado. Enmarcado en una perspectiva que va desde las discusiones filosóficas a los abordajes predominantemente prácticos de la trata de personas, este manual cubre diferentes aristas sobre el trabajo que realizamos en ACCT, concentrándose especialmente en el delito de trata con fines de explotación sexual. El texto contiene dos capítulos técnicos sobre nuestro trabajo, uno dedicado a la intervención forense y otro a la investigación del lavado de dinero proveniente de la trata de personas. También incluye reflexiones sobre la libertad y la dignidad, los principales derechos humanos que se ven vulnerados por este crimen. Revisa algunas concepciones que ayudan a explicar el fenómeno de la trata desde herramientas conceptuales brindadas por el feminismo. Por último, detalla características generales de la trata a nivel mundial y repasa el marco normativo y las políticas públicas que se están llevando a cabo en la Argentina
para combatir este delito.

 

Si te interesa tener el manual para trabajar esta problemática con tus alumnas/os llámanos:

ACCT Buenos Aires  43736003/04   1556694144

ACCT Nordeste (0362) 154510519  (0362) 24570298

Nuestra ONG…

Acciones Coordinadas Contra la Trata (ACCT) es una Organización No Gubernamental Argentina fundada en diciembre de 2012 para combatir la trata de personas desde una perspectiva distinta. Nuestra estrategia, apunta a articular diferentes metodologías de trabajo en una misma línea de acción con el fin de hallar a las víctimas de trata de personas, brindar acompañamiento psicológico y divulgar la información existente acerca de este delito. ACCT está formado por un equipo interdisciplinario comprometido con una causa tan urgente como necesaria. Ahora bien, de qué se trata la trata.

¿Qué es la trata de personas?

Es un delito. Según el artículo 3 del Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, más conocido como “Protocolo de Palermo”, de la Organización de Naciones Unidas (ONU): (con link a una página que tenga el protocolo)

“Por “trata de personas” se entenderá la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”

¿Qué hacemos en ACCT?

Antropología forense. La antropología forense aplicada a violaciones a los Derechos Humanos ha demostrado ser una herramienta efectiva en la resolución de casos de desaparición forzada de personas en toda Latinoamérica. En ACCT entendemos que su aplicación con el fin de hallar a las víctimas de trata, puede ser un gran aporte en la lucha contra este delito.

Divulgación. ACCT brinda capacitaciones y charlas en diferentes ámbitos educativos en todo el país con el fin de concientizar, prevenir y darle mayor visibilidad a la temática de la trata. Parte de la tarea es la producción de materiales propios, tanto para educadores como para estudiantes, que sirvan como herramienta pedagógica y a su vez, sean accesibles y dinámicos.

Acompañamiento. ACCT brinda contención y acompañamiento a las familias desde el momento en que se realiza la denuncia por ausencia o desaparición de un ser querido atendiendo a una situación que podría configurar el delito de trata de personas. también se brinda asistencia y contención a las víctimas para que puedan retomar el control de sus vidas.

Un espacio de ideas…

Armamos este espacio para compartir ideas, proyectos y actividades que desarrollamos desde ACCT. Textos, recortes, fragmentos que refleja el día a día de este espacio en construcción.

Todo proyecto implica un riesgo. El termino riesgo quiere decir peligro. Es utilizado para aludir a un futuro daño. Hay una relación directa entre el riesgo y la realidad ya que el riesgo se encuentra politizado pero limitado por los marcos culturales. No hay certeza acerca de la cantidad del daño que se puede producir mediante una determinada acción. ¿Cuánta seguridad es necesaria para estar suficientemente seguro? Algunas culturas demandan el estar comprometido con los individuos, otros plantean el auto-interés como el motor dominante. Lo importante es saber cuan seguro es estar seguro en una cultura determinada. El riesgo parece ser un concepto cargado de connotación negativa en acto o potencia. Es decir, el riesgo puede ser algo peligroso en un momento y con el paso del tiempo tornar en algo positivo o solo puede ser la antesala de algo netamente malo. El riesgo es incertidumbre hacia el futuro. El riesgo es el ámbito de la especulación. ¿Cuánto riesgo estamos dispuestos a aceptar?, ¿Para conseguir que?, ¿A costa de quiénes? Medir el riesgo de nuestras acciones nunca podrá ser algo plausible de objetividad. Tomar la frecuencia para medir la probabilidad no está a nuestro alcance. Es más factible que nos basemos para ello en la subjetiva  idea de confianza. No nos entregamos al riesgo al menos que crea que de ello puede resolverse una situación o mejorar nuestro estado actual. El riesgo implica azar. El azar, aleatoriedad. Los resultados impredecibles nunca determinados directamente por el yo que se da en el estado de riesgo tienen por detrás la idea subyacente de que salga mal o bien de alguna manera debía de ser. El riesgo nos excede, proviene de nuestro interior pero también del afuera que nunca es del todo un afuera al ser este parte constitutiva de lo que somos. Frente al riesgo el afuera puede encapsularnos, retenernos o puede generar un cambio estructural a partir del cual ya no seamos en la misma configuración sino que nos reconfiguremos, que seamos algo más. Y esto nunca es ser lo mismo en otro contexto, aquí no se trata de escenarios intercambiables, se trata de cambio profundo, doloroso, inabarcable y por ende, en muchos casos inaccesible para la estructura esa que es el ser humano. La teoría del riesgo plantea que el futuro en algún punto puede ser alterado por las actividades humanas. El riesgo es la probabilidad y la extensión de una posibilidad. Entenderemos al riesgo como algo real pero mediado socialmente no solo por los individuos que la componen sino también por las instituciones. Este actual estado de situación es sintomático de lo que podrán ser los riesgos futuros y que aún nos parecen ficcionales. Existen riesgos que escapan a nuestros sentidos y nuestra percepción. De eso se tratara este capítulo.